Máquinas de cobro automático CashGuard

La solución de gestión de efectivo que se preocupa de todos los riesgos del punto de venta y proporciona una tranquilidad absoluta

CashGuard es un sistema cerrado de gestión de efectivo.

El efectivo es uno de los grandes problemas en los negocios ya que dentro del mismo local pueden llegar a tener más de una caja registradora para cobrar al cliente. Como consecuencia, el trabajador dedica demasiado tiempo por caja para que haya una buena gestión de las mismas. Una importante pérdida de tiempo en el cierre de la caja.

Este sistema ofrece mayor protección que una sencilla caja registradora tradicional. El efectivo se cuenta de forma automática y se realiza su depósito seguro. Lo que supone un beneficio sustancial tanto para los propietarios del negocio, como para los trabajadores y clientes.

Gracias a esta caja registradora automática e inteligente se optimizan varios procesos del día a día del negocio y se reducen errores en la gestión diaria de caja.

Máquinas de cobro automático CashGuard

¿Cómo funcionan las máquinas de cobro automático CashGuard?

Así funciona CashGuard:
Proceso de cobro

Así funciona CashGuard:
Introducción de monedas

Así funciona CashGuard:
Introducción de billetes

Así funciona CashGuard:
Proceso de cambio

¿De qué se compone la máquina de cobro automático CashGuard?

El sistema Premium de CashGuard es la solución de gestión del efectivo más utilizada en el sector del comercio minorista.
La máquina de cobro automático CashGuard es la primera elección a nivel mundial para los comerciantes de varios sectores.

Reciclador de billetes

También es un sistema a prueba de manipulaciones, es decir, solamente puede ser abierto por personal autorizado.

El reciclador de billetes dispone de tres, cuatro o cinco casetes para alojar diversos números de denominaciones. Además puede ser equipado con tecnología de protección con tinta para seguridad adicional.

Máquinas cobro automático CashGuard

Reciclador de monedas

Este reciclador de monedas es un sistema a prueba de manipulaciones, compacto y diseñado para aportar seguridad y ahorrar tiempos, funcionamiento durante 24 horas, 7 días por semana.

Coin Recycler Premium se encarga de las monedas para que la persona que se encuentra en la caja pueda centrarse en lo más importante: ayudar a sus clientes

Máquinas cobro automático CashGuard

Recolector de billetes

Ha sido diseñado para evitar manipulaciones. Impide el acceso no autorizado durante el proceso de recogida y transferencia. La interfaz electrónica le permite el seguimiento de los billetes y registrar el acceso de los usuarios.

Con el recolector de billetes puede trasladar los billetes desde caja hasta la oficina sin exponerlos.

Máquinas de cobro automático CashGuard

Software de gestión Store Manager

El software permite la gestión simultánea de varias cajas. Esto proporciona al responsable de la caja o de la tienda una imagen completa de la situación del flujo de efectivo de la actividad.

Por lo tanto, el software se integra sin problemas en su negocio e incrementa la seguridad del empleado evitando niveles de dinero innecesariamente elevados en la caja.

Máquinas de cobro automático CashGuard

Ventajas de las máquinas de cobro automático CashGuard

¿Te atreverías a realizar una inversión si te aseguran que no sólo vas a recuperar tu dinero, sino que vas a ser capaz de sacar beneficios?

¿A qué esperas?

Un sistema cerrado

CashGuard sustituye el cajón de caja abierto por un sistema cerrado y seguro que cierra efectivamente el proceso de manejo del dinero. Los errores humanos son cosa del pasado, como lo son el robo interno y las pérdidas.

Control total de la gestión

Las máquinas de cobro automático CashGuard cuenta automáticamente el dinero correctamente. Además las funciones de información le proporcionan un resumen instantáneo y por tanto, le permiten optimizar los niveles de tesorería en el negocio.

Más seguridad

CashGuard es un sistema a prueba de manipulación y el cajero no tiene acceso al dinero. Esto reduce de forma importante el riesgo de robo. El personal se siente más seguro y las largas horas de apertura tienen menos riesgo.

Mejor atención al cliente

El pago es más rápido y seguro con esta máquina de cobro automático CashGuard. Esto reduce el tiempo en las colas. Los clientes siempre reciben el cambio correcto y sin errores, lo que se traduce en una mejor experiencia en la tienda y eso les hará volver.

Menores costes

Las Máquinas de cobro automático CashGuard pueden reducir los costes relacionados con el efectivo un 30% y el tiempo relacionado con el efectivo un 50%. En conclusión, los minoristas disfrutan de menores costes de transporte del dinero y primas de seguro más bajas.

Tranquilidad

Con la solución de gestión de efectivo CashGuard ya no tendrá que preocuparse por los problemas que están relacionados con el efectivo. Por lo tanto, el cajón inteligente CashGuard se hace cargo del dinero, por lo que usted puede encargarse del negocio.

Clientes que ya disfrutan de las ventajas de las máquinas de cobro automático CashGuard

Comercios varios, hostelería, farmacias, gasolineras, estancos. Etc

Máquinas de cobro automático CashGuard

“La ventaja fundamental para nuestros trabajadores es que no tienen que estar pendientes del cambio o de hacer el cierre, por lo que ganamos más tiempo y la atención al cliente es de mejor calidad”

César, gerente de Espacio Ruben’s

“Con la instalación de CashGuard ganamos, fácil, media hora al día, ya que hacemos caja dos veces al día, además de evitar disgustos relacionados con las pérdidas de dinero”

Sara Frías, propietaria de la farmacia.

Máquinas de cobro automático CashGuard

“Tanto como el servicio técnico como la calidad, de 10. Funciona perfectamente. Recomendado al 100%. Antes podíamos tener una pérdida de 3.000, 5.000 euros, mientras que la perdida de ahora es 0.”

David, propietario de Restaurante La Almadraba

Máquinas de cobro automático CashGuard

“Mucha rapidez y sin problemas a la hora de hacer caja y en los cambios. El servicio técnico fenomenal, en un momento te solucionan cualquier duda”

Fernando Rollón, encargado general de cárnicas blanco