CashGuard Compact
Máquina de cobro automático

CashGuard Compact es la máquina de cobro automático más compacta de StrongPoint donde se reduce el tamaño considerablemente

CashGuard Compact es un sistema compacto y cerrado de gestión de efectivo.

CashGuard Compact es la solución más pequeña de una sola unidad, construida para una fácil instalación encima de cualquier superficie rígida. Cuenta con un alimentador automático para las monedas, y el propio cliente se encarga de todas las transacciones. CashGuard Compact presenta una velocidad de transacción mayor de la de CashGuard Único.

CashGuard Compact es perfecto para restaurantes, farmacias, panaderías y tiendas de retail donde el espacio es limitado, pero donde se necesita una alta velocidad de transacción durante las horas punta del negocio.

Este sistema está fabricado en acero para una experiencia segura y robusta. La máquina de cobro CashGuard Compact está construida para durar.

CashGuard-Compact

Ventajas de las máquinas de cobro automático CashGuard

Empieza a ahorrar y dejar de perder dinero gracias al nuevo CashGuard Compact. La última máquina de cobro de efectivo de Strongpoint de una sola pieza

Un sistema compacto y cerrado

CashGuard Compact sustituye el cajón de caja tradicional abierto por un sistema cerrado, compacto y seguro que hace imposible el manejo del dinero con las manos. Los errores humanos son cosa del pasado, como lo son el robo interno o externo y las pérdidas desconocidas.

Control total

Las máquinas de cobro automático CashGuard Compact cuenta el dinero automática y correctamente. Además, las funciones de información le proporcionan un resumen instantáneo a tiempo real y, por tanto, le permiten optimizar los niveles de tesorería en el negocio.

Total seguridad

CashGuard Compact es un sistema a prueba de manipulación y el cajero no tiene acceso al dinero. Esto reduce de forma importante el riesgo de robo interno y/o externo. El personal del negocio se siente más seguro en su turno y las largas horas de apertura tienen menos riesgo con CashGuard.

Mejora la atención al cliente

Con esta máquina de cobro automático CashGuard Compact el pago es más rápido y seguro. Esto hace que se reduzcan los tiempos en las colas. Los clientes siempre reciben el cambio correcto y sin errores, lo que se traduce en una mejor experiencia en la tienda o negocio y eso les hará tener más posibilidades de volver.

Menos costes

El sistema de cobro cerrado CashGuard Compact puede reducir los costes relacionados con el efectivo en un 30% y el tiempo relacionado con el efectivo en un 50%. En definitiva, los minoristas disfrutan de menores costes de transporte del dinero y primas de seguro mucho más bajas que antes.

Más Tranquilidad

Con la solución de gestión de efectivo CashGuard Compact ya no tendrá que preocuparse nunca más por los problemas que están relacionados con el efectivo. El cajón inteligente de cobro se hace cargo del dinero, por lo que usted puede encargarse del negocio, que es lo importante.

Clientes que ya tienen CashGuard y disfrutan de sus ventajas

Comercios varios, hostelería, farmacias, gasolineras, estancos. Etc